los niños

Orangethorpe Learning Center
Tiempos Felices

"unas pocas noticias, de vez en cuando"

2351 W. Orangethorpe Ave., Fullerton, CA 92833
http://olckids.92833.org
Diciembre 2005 - Año 11 No. 1


El inicio del OLC

Continuando nuestra celebración del 10o. aniversario de la fundación del OLC, incluímos en esta edición la historia de la madre de una de nuestras primeras estudiantes. La estudiante, Kristina, estaba en el segundo grado cuando nos vino hace más de diez años. Ahora asiste al Fullerton College. Este es un discurso que la mamá de Kristina, Margareta, preparó para la junta de un comité cívico.

Soy sorda y tengo una hija que traje al OLC en su segundo día de estar abierto. Le interesaba mucho hacer sus tareas, pero siempre necesitaba ayuda. No sabía yo como ayudarla. Muchos niños que asistían a la escuelita vinieron de diferentes países, estados y ciudades. Al terminar su tarea, ella jugaba o leía. Después de unos años, mejoró muchísimo.

Algunas computadoras fueron donadas y a ella le gustaba usarlas. Muchos estudiantes aman jugar en las computadoras que tienen juegos de matemática y vocabulario. Los maestros voluntarios decían a los niños que terminaran sus tareas antes de usar las computadoras. Los niños desarollaron buenos hábitos. Trabajaron más y no jugaron tanto. Mi hija es buena computécnica por que comenzó a usarlas cuando era chica.

Kristina desarolló buenos hábitos en este programa y así superó en todas sus clases en la secundaria. En high school, nunca tuvo problemas con sus estudios por que le acostumbraba hacer sus tareas diariamente. Hasta este día vamos a la escuelita para ayudar a los chamacos que asisten. Me da gusto ver crecer a mi hija y a los demás niños.

Cada día veo a los niños recibiendo ayuda y mejorando. El OLC es un lugar maravilloso para hacer tus tareas, para aprender a usar la computadora, y para evitar los problemas que tienes en tu casa o en el barrio. Es mejor estar al OLC que estar en casa jugando los juegos de video todo el día o jugando afuera con otros niños. Si vas a la escuelita, puedes hacer todas tus tareas y luego jugar. La escuelita es un beneficio para muchos niños, y fue un éxito para mi hija.

Espero que este programa continúe para mucho tiempo por que siempre habrán muchos niños que lo necesitarán. Muchos padres de familia no podrán pagar a maestros privados para ayudar a sus hijos y siempre habrán problemas en nuestro barrio. Es un buen lugar para estar y crecer. Muchas gracias; espero ver la escuelita crecer y seguir siendo un gran éxito para todos los estudiantes que vienen. Los niños son nuestro futuro. Otra vez, muchas gracias.

Margareta Iancului

Margareta e hijos
Margareta, con sus hijos Kristina y Richard
Julia
Julia Gordillo, otra líder del OLC desde hace muchos años


Unas líneas de Lucy

En estas fechas tan especiales quiero enviarles un saludo afectuoso a cada una de las familias y amigos que hacen de la Escuelita un lugar especial para los niños.

Esta tarde me he decidido a escribir un mensaje para ustedes y hacer un pequeño recuento de los Tiempos Felices que he pedido compartir con algunos de ustedes y sobre todo con sus hijos. Este año ha sido de muchos logros para mí; he podido ver como los niños día a día superan un poco más y realizan sus tareas con mayor limpieza y exactitud; ellos esperan con ansia llegar a nuestra Escuelita que siempre les espera con los brazos abiertos y deseando que estos recuerdos los lleven por siempre, en su memoria.

Es muy importante hacer mención que cada maestro voluntario, patrocinadores y padres de familia hacen de este lugar una espacio importante que dejará huellas en el futuro de sus hijos; ojalá que muchos años más podamos seguir contando con el apoyo de la Iglesia OUMC y de todas aquellas personas que de una u otra forma ayudan a que este programa siga siendo un éxito.

Este año que ahora termina nos ha dejado tristezas y alegrías, recuerdos y esperanzas y sobre todo un año más de vida. Ahora sólo esperamos que el Nacimiento del Niño Jesús traiga consigo bendiciones a cada uno de sus hogares y mucha paz, amor, salud y harmonía.

Con mucho cariño,

Lucy Ruiz

Una maestra voluntaria muy especial

El verano pasado, el Pastor Dwight de la Iglesia Cristiana sugirió que nos pongamos en contacto con alguien quien él pensaba sería muy buena maestra voluntaria en nuestra escuelita -- Marlies Lunger. Cuando llamamos a Marlies y le explicamos que hace el OLC, ella nos dijo que le parecía una idea maravillosa y que le gustaría ayudarnos.

Desde que abrimos la escuelita en septiembre, Marlies ha venido casi todos los lunes. No solamente ayuda a nuestros niños con sus tareas, sino compra y trae unos bocadillos muy sabrosos.

Marlies nació en Alemania y vivió en Cheshire, Inglaterra, un rato antes de venir a los Estados Unidos para trabajar con la Iglesia de Discípulos de Cristo en Indianapolis. Ella ha trabajado como secretaria, inclusive haciendo las tracucciones entre alemán e inglés. Marlies es miembro de la Iglesia Presbiteriana de Yorba Linda. Siempre les gusta a nuestros niños recibir su ayuda. Ellos piensan que es una maestra muy paciente y simpática.

Los Amigos del OLC

Somos muy agradecidos a los amigos generosos que recientemente nos han donado fondos o materiales:

Si tienes acceso a la red mundial, puedes visitar nuestro sitio al olckids.92833.org, donde puedes hacer clic en "álbum de fotos" y ver las fotos de 10 años de nuestra historia.

the OLC girls
El conjunto OLC, que bailó a nuestra fiesta de Halloween

Tiempos Felices se publica en español e inglés para la información de las familias y los amigos del Orangethorpe Learning Center.



 READ IN ENGLISH  Índice del Tiempos Felices  Ejemplar siguiente 
 Ejemplar anterior  Página inicial del OLC